Flash Note

¿Qué inversiones buscamos en el segmento de renta variable europea?

por
  • Malte HEININGER - Fund Manager
18.07.2018

En el marco de nuestros fondos europeos, buscamos firmas con sólidos modelos de negocio y férreos fundamentales en las que invertir. No describiremos nuestro proceso de inversión al detalle, pero intentaremos ilustrarlo a través de lo que, en nuestra opinión, constituyen argumentos de inversión de gran solidez, poniendo de relieve dos interesantes títulos a modo de ejemplo. Creemos en la gestión de inversiones basada en sólidas convicciones y, por supuesto, no seguimos ningún índice de referencia. Además, nuestro objetivo primordial a la hora de invertir es ganar, en vez de centrarnos en no perder. Esta filosofía también se ve apuntalada por el arraigado principio de gestión del riesgo de Carmignac.

Malte Heininger (3).jpg

Malte Heininger,
gestor de fondos

Nosotros invertimos con el objetivo primordial de ganar, en vez de centrarnos en no perder

Un valor que hemos incorporado recientemente a nuestras carteras europeas es Asos, un destacado distribuidor online de moda. Desde un punto de vista más general, opera en un mercado objetivo de enormes dimensiones, el mercado mundial de la moda, que está todavía infrapenetrado en su vertiente online. Asimismo, los productos de la firma son muy apreciados por sus clientes, ofrece una amplia variedad en términos de género, sus plazos de envío son rápidos y la experiencia de compra es altamente cualitativa. Además, Asos cuenta con un excelente equipo directivo y un historial de desarrollo muy positivo: empezó en el Reino Unido, se expandió a Europa y ahora se está adentrando en el mercado estadounidense. Por último, en términos de números, su modelo económico funciona1.

Puma es otra de nuestras sólidas convicciones. Si bien es la tercera marca deportiva a escala mundial y goza de un elevado reconocimiento de marca en todo el mundo, solo tiene una cuota de mercado del 2 %, claramente inferior a las de Nike y Adidas. Tras registrar una excelente trayectoria a principios de la década de 2000, Puma ha atravesado un periodo complicado, especialmente debido a algunos cambios poco acertados en el equipo directivo, lo que provocó una caída de los márgenes hasta cifras reducidas de un solo dígito y un crecimiento negativo. No obstante, en los últimos dos años y medio, Puma ha invertido de forma considerable en la marca y en su tradicional rendimiento, lo que ha dado sus frutos: el trimestre pasado, registró un crecimiento orgánico del 22 % y una ampliación de sus márgenes. La marca ha vuelto a sus orígenes en términos de rentabilidad y ahora se está adentrando en el segmento del baloncesto del mercado estadounidense2.