Fund Focus

Especialización en deuda corporativa

16.03.2017

La deuda corporativa ha hecho una contribución importante a la rentabilidad de los fondos de Carmignac durante los últimos años

¿Qué se esconde tras esta exitosa gestión?

the-credit-expertise-880-BGM-1-ES.jpg

Con aproximadamente 15.000 millones de euros(1) invertidos en los mercados de deuda corporativa y deuda estructurada a través de nuestros fondos, el equipo de deuda corporativa desempeña un papel protagonista en Carmignac. Nuestro enfoque sin restricciones, caracterizado por un estilo de gestión activo, flexible, que aprovecha oportunidades y no referenciado a ningún índice, fue esencial en los éxitos cosechados recientemente. Escogemos títulos allí donde vemos valor. Generalmente, estos títulos quedan fuera de los mandatos tradicionales de los inversores en deuda corporativa o bien requieren un conjunto de competencias que nuestro equipo atesora, pero que pocos inversores en deuda corporativa poseen.

Las competencias en deuda corporativa del equipo son numerosas, ya que cubrimos los bonos de alta calidad crediticia, los bonos de alto rendimiento y la deuda estructurada. Estamos satisfechos de tener un equipo reducido y altamente integrado que encarna el espíritu emprendedor que compartimos dentro de la compañía. Sin embargo, es absolutamente esencial entender que este equipo no está aislado dentro de Carmignac, ya que todas nuestras inversiones se benefician de la especialización del equipo de gestión de fondos al completo.

Los conocimientos con los que contamos dentro del equipo de inversión están extraordinariamente diversificados y los analistas de deuda corporativa trabajan en todas las situaciones con equipos especializados: especialistas en renta variable europea, renta variable emergente, sectores y materias primas. Fusionamos su visión, experiencia y comprensión de los mercados con nuestro conjunto de competencias en deuda corporativa para optimizar nuestras decisiones de inversión.

the-credit-expertise-872-BGM-1.jpg

¿Cuáles son las principales características de su proceso de inversión?

the-credit-expertise-880-MC-ES.jpg

Nuestra especialización en deuda corporativa abarca unos sólidos análisis ascendentes, complementados con nuestras hipótesis macroeconómicas y reforzados por un potente conjunto de competencias técnicas sobre instrumentos de deuda. Puede sonar un tanto ridículo, pero realmente nos apasiona comprender modelos de negocio, estructuras de capital y características complejas de títulos. Nuestras interacciones constantes con los especialistas en sectores bursátiles, sumadas a nuestro contacto directo con equipos directivos, consultores y analistas de sociedades de valores nos colocan en una posición inigualable.

Además, el equipo de deuda corporativa también se beneficia de la comprensión de las tendencias macroeconómicas que atesoramos internamente. Nuestras interacciones diarias con el resto del equipo de renta fija y el equipo multiactivo nos permiten dirigir nuestra atención hacia regiones y sectores prometedores y descubrir las oportunidades más atractivas que ofrecen los mercados de deuda corporativa. Por último, pero no menos importante, hemos reunido unas competencias técnicas muy sólidas en instrumentos de deuda corporativa. La sólida base técnica del equipo le confiere una ventaja a la hora de elevar al máximo las rentabilidades y generar alfa incluso en mercados caros.

the-credit-expertise-872-BGM-2.jpg

¿Cómo describiría su enfoque de inversión sin restricciones en los mercados de deuda corporativa?

Lo que hicimos en el sector de las materias primas en enero y febrero de 2016 es un ejemplo concreto y claro de nuestro enfoque, que aprovecha oportunidades y se basa en las interacciones que mantenemos dentro del equipo de inversión. Habíamos estado siguiendo durante mucho tiempo la evolución de la deuda corporativa del sector petrolero y gasista. Representaba el 20% del mercado estadounidense de bonos de alto rendimiento hacía tres años, pero nos manteníamos al margen porque no sabíamos cuánto podrían aguantar esos modelos de negocio con un precio del petróleo por debajo de 60 dólares por barril. Cuando los precios del petróleo se hundieron a finales de 2014, viajamos a Texas, asistimos a seminarios e investigamos para poder valorar los activos de petróleo y gas. Pero aun así, no nos parecía que los bonos de alto rendimiento del sector energético estadounidense fueran especialmente interesantes.

Sin embargo, apenas un año después, en enero de 2016, hubo que reevaluar la situación, ya que los inversores en deuda corporativa habían capitulado completamente después de 18 meses de mercado bajista. Había tenido lugar una ronda de fuertes revisiones a la baja de las calificaciones crediticias por parte de las agencias de calificación, lo que obligó a algunos participantes a vender y muy pocos inversores pudieron reforzar sus posiciones. En este momento compramos bonos emitidos por Freeport, Anadarko y Murphy Oil, empresas que habíamos seguido durante meses, ya que habíamos estado esperando rebajas de calificaciones/ventas forzadas. En nuestra opinión, el recorrido bajista era muy limitado, el potencial alcista era excelente y el momento era el adecuado. Estábamos preparados y listos, mientras que la mayoría de los demás participantes tardó en reaccionar.

No tener restricciones nos permite llegar más lejos cuando buscamos catalizadores de rentabilidad, comprando títulos que nos parecen atractivos y alejados del consenso. El riesgo de que suban los tipos de interés es real, por lo que 2017 vuelve a demandar una gestión de renta fija flexible y sin restricciones para encontrar oportunidades atractivas en todo el mundo. No podemos dejar de insistir en que nuestra agilidad y nuestra perspectiva mundial nos permiten aprovechar las oportunidades, como ocurrió recientemente en los segmentos de servicios financieros, materias primas y deuda estructurada (más información en el segundo capítulo de esta nota dedicada a las perspectivas sobre deuda corporativa).

the-credit-expertise-872-MC-3.png

Nuestro enfoque sin restricciones nos permite navegar por los mercados de deuda corporativa a contracorriente del consenso

Pierre Verlé, responsable de deuda corporativa

Pierre Verlé posee trece años de experiencia en los mercados de deuda corporativa. Antes de incorporarse a Carmignac, Pierre Verlé cogestionó el fondo de deuda distressed de Butler Investment Managers en Londres y fue el responsable de las inversiones en situaciones especiales de Morgan Stanley en Francia y el Benelux. Pierre Verlé estudió en la Escuela Politécnica (Economía y Matemáticas aplicadas a las Finanzas) y posee un Máster en Finanzas por el HEC. Pierre Verlé es Analista Financiero Acreditado (CFA) y Analista Acreditada de Inversiones Alternativas (CAIA).

carmignac-emergents-celebrates-its-20-year-journey-in-emerging-markets-851.jpg