Todas las estrellas alineadas para los mercados emergentes

En vista de que los llamados países "emergentes" han logrado responder a la crisis de Covid-19 con mayor eficacia en comparación con el resto del mundo, es probable que las empresas domésticas se beneficien de un entorno económico más favorable.

"Somos optimistas con respecto a los mercados emergentes, dado que existen argumentos tanto de valoración como económicos a favor de estas regiones", afirma Xavier Hovasse, responsable de renta variable emergente en Carmignac.

Pese a que la pandemia tuvo su inicio en Asia, el número de casos de coronavirus por millón de personas en la región, así como en América Latina (salvo Brasil), en 2020 fue mucho menor que en Europa o en Estados Unidos. La eficaz gestión de la crisis sanitaria ha tenido un fuerte impacto positivo en las economías emergentes. Además, en algunos países, especialmente en Asia, la cantidad estimada de dinero destinada a respaldar la economía en 2020 fue mucho menor que en Europa y en EE.UU. Se gastó menos del 4% del PIB (Producto Interior Bruto) en Asia, frente a más del 6% en Europa y más del 8% en EE.UU.

Por ello, los países emergentes, especialmente China, mostraron signos de recuperación económica mucho antes que los llamados mercados desarrollados. Por ejemplo, la producción industrial china volvió a sus niveles anteriores a la crisis ya el pasado verano, mientras que los exportadores chinos ganaron cuota de mercado durante el pasado año. En consecuencia, se espera que la economía china crezca un 8,2% este año, tras un aumento del 1,9% en 2020, mientras que el crecimiento de la zona euro podría alcanzar el 5,2% en 2021, tras un descenso del 8,3% el año pasado.

La mejora de los fundamentales económicos puede ayudar a las empresas de los mercados emergentes a generar mayores beneficios y a respaldar los precios de sus acciones, que todavía tienen que alcanzar a los de los mercados desarrollados. Aunque la renta variable de los mercados emergentes ganó un 18%1 el año pasado, aún queda camino por recorrer, dado su bajo rendimiento a 10 años en relación con los mercados desarrollados.

Source: Bloomberg, 12/01/2021



"Una gran parte del bajo rendimiento de los activos de los mercados emergentes se debió al fuerte ciclo del dólar estadounidense. Las monedas de los mercados emergentes se han depreciado frente al dólar en los últimos años», explica Joseph Mouawad, gestor de fondos de deuda de mercados emergentes en Carmignac. "Ahora creemos que estamos al borde de un giro importante en el ciclo del dólar", afirma, y añade que las medidas adoptadas por el gobierno estadounidense para respaldar la economía de su país pueden conducir a un dólar más débil.
Además de un contexto económico favorable, los mercados emergentes, especialmente los asiáticos, están a la cabeza de la actual revolución tecnológica, que se está acelerando debido a la crisis de Covid-19. De hecho, la pandemia ha forzado cambios estructurales en la forma de trabajar, de comprar, de pagar e incluso de entretenerse.

"Encontrará algunos ganadores de la revolución digital en la costa oeste de Estados Unidos, pero también los hay en otras geografías, sobre todo en Asia. Asia es la mayor ganadora de la actual revolución industrial. Actualmente hay más unicornios en China que en Estados Unidos. Han desarrollado un ecosistema enorme", afirma Xavier Hovasse. "Asia está invirtiendo mucho en las tecnologías del futuro. La mayoría de las personas en los mercados desarrollados subestima lo que está ocurriendo en estos países", subraya.

1 MSCI Emerging Markets Index