Contáctenos

Flash Note

Carmignac Patrimoine: El lado positivo de las turbulencias provocadas por el Brexit Julio 2016

29.07.2016

El contexto parece ser relativamente favorable a corto plazo, pero no se pueden ignorar los riesgos políticos que están agravando la volatilidad a la que se enfrentan los mercados.

Puntos clave:

  • A corto plazo, la paradoja del Brexit es que representa una excusa para que las autoridades apliquen políticas aún más acomodaticias, ofreciendo así más apoyo a los mercados
  • No obstante, existen muchas posibilidades de que la situación económica y política se torne complicada
  • En concreto, las políticas de reflación podrían empezar a lastrar considerablemente las previsiones de inflación en EE. UU.
  • Nuestras principales convicciones son los títulos con gran visibilidad, los bonos y valores baratos del sector energético, la deuda corporativa de bancos europeos, la deuda pública periférica y ciertos títulos de deuda emergente
  • Nuestra gestión del riesgo: divisas refugio, valores auríferos y una gestión activa de nuestras cobertura en renta variable, tipos y crédito.

 
El contexto general de los activos financieros parece ser relativamente favorable a corto plazo. De hecho, un crecimiento moderado, las políticas acomodaticias de los bancos centrales y unas políticas presupuestarias que pronto serán más agresivas (primero, en el Reino Unido y Japón y después, probablemente en Estados Unidos) conforman una combinación bastante alentadora para los mercados. No obstante, no se pueden ignorar los riesgos políticos que están agravando la volatilidad a la que se enfrentan los mercados financieros (y que deberán seguir afrontando). Además, existen muchas posibilidades de que la situación económica se torne complicada. Estos factores, junto con unas valoraciones históricamente elevadas, dejan a los mercados al descubierto frente a los envites y turbulencias a corto plazo.

Con estas condiciones de mercado, pretendemos aplicar nuestra filosofía basada en convicciones y no referenciada a ningún índice, junto con una gestión activa del riesgo, para capear con éxito estos momentos turbulentos.

carmignac-patrimoine-el-lado-positivo-de-las-turbulencias-provocadas-por-el-brexit-272-BGM-1.jpeg

Estructuración equilibrada de la cartera

Nuestra estrategia general sigue cimentándose en nuestras principales convicciones (valores con gran visibilidad, bonos y valores baratos del sector energético, deuda corporativa de bancos europeos, deuda pública periférica y determinados títulos de deuda emergente), lo que debería permitirnos, por un lado, generar rentabilidad y, por el otro, equilibrar estos activos con divisas consideradas refugio, valores auríferos y una gestión activa de nuestras coberturas sobre renta variable, deuda pública y deuda corporativa.

carmignac-patrimoine-el-lado-positivo-de-las-turbulencias-provocadas-por-el-brexit-272-MC-1.png

Motores de rentabilidad

Valores con gran visibilidad - 29% de Carmignac Patrimoine *
El incierto panorama económico y político de hoy día mantiene el atractivo de los valores no cíclicos con buena visibilidad sobre sus beneficios.

El sector tecnológico y de Internet presenta actualmente una dinámica más marcada en la que los líderes acaparan buena parte del mercado y captan un porcentaje muy elevado de las oportunidades presentes en el mismo. Las inversiones de Carmignac en este sector se centran en empresas que, en nuestra opinión, pueden generar nuevos catalizadores de crecimiento a largo plazo yendo más allá de su negocio tradicional hacia nuevas áreas con un gran potencial de crecimiento. Los valores que muestran crecimiento a largo plazo, como Amazon y Facebook, son buenos ejemplos de firmas con capacidad para generar rentabilidad con el paso del tiempo y capear contextos de crecimiento mundial débil.

Valores energéticos - 4% de Carmignac Patrimoine *
La actual volatilidad reinante en los mercados hoy en día es una fuente de nuevas oportunidades, especialmente en el sector energético, donde el desplome de los precios ofreció un excelente punto de entrada a principios de año.

La mejora del panorama en el segmento del petróleo nos llevó a realizar una rigurosa selección de valores entre empresas de calidad.

Deuda corporativa

Bancos europeos - 10 % de Carmignac Patrimoine *
La deuda corporativa bancaria debería seguir siendo uno de nuestros principales generadores de rentabilidad. El desapalancamiento y la reducción del riesgo que está protagonizando el sector (debido al nuevo marco normativo de los bancos europeos) se mantendrán, lo que conforma un argumento fundamental muy favorable para los líderes nacionales en el segmento de la deuda corporativa financiera.

Materias primas - 3 % de Carmignac Patrimoine *
Desajustes en las clases de activos (a menudo caracterizados por importantes ampliaciones de los diferenciales1) que pueden generar oportunidades puntuales. De hecho, la drástica ampliación de los diferenciales en la deuda corporativa del sector de las materias primas nos llevó, a principios de año, a invertir de forma selectiva en bonos a buen precio de «ángeles caídos» en este sector con un elevado margen de seguridad.

Deuda pública

Deuda pública emergente - 6 % de Carmignac Patrimoine *
Ahora que el dólar ha dejado de apreciarse, la Fed no está ajustando sus tipos de forma agresiva y la demanda china se está estabilizando, nuestra cuidadosa asignación a la deuda pública emergente (principalmente al sector de las materias primas) nos permitió incluir deuda a buen precio y con una rentabilidad por cupón interesante, especialmente de Brasil, México y Argentina.

Deuda pública periférica - 10 % de Carmignac Patrimoine *
La deuda pública periférica presenta una oportunidad renovada tras los recientes movimientos al alza provocados por el Brexit. El hecho de que el Banco Central Europeo sigue comprando bonos a un ritmo de 80.000 millones de euros al mes (o incluso 85.000 millones en junio) debería apuntalar esta clase de activos, y más ahora que la institución tendrá que encontrar una solución ante la escasez de bonos alemanes aptos para el programa de compras según los criterios actuales.

Gestión de riesgos

Aunque, a corto plazo, el intervencionismo de los bancos centrales debería seguir impulsando los mercados, existen aún muchas posibilidades de que la situación económica o política se torne complicada. En este contexto de elevada inestabilidad, no dudaremos en utilizar todas nuestras herramientas orientadas a la gestión de riesgos para ajustar activamente nuestras exposiciones a las diferentes clases de activos.

Uno de los riesgos actuales es la subida del precio de los futuros sobre los fondos federales (que han caído de forma significativa). Como consecuencia de ello, creemos que la parte corta de las curvas estadounidenses podría elevarse. En este contexto, nuestra intención es adoptar una estrategia larga2 sobre el dólar. Además, el riesgo de inflación en Estados Unidos podría estar infravalorado, especialmente si las políticas de reflación cobran protagonismo en el próximo debate electoral. Preferimos posicionarnos a favor de una subida en el punto de equilibrio de inflación a diez años en EE. UU. adquiriendo bonos a diez años vinculados a la inflación y liquidando bonos del Tesoro nominales con el mismo vencimiento. Además, la consiguiente contracción en los rendimientos reales es favorable para nuestra exposición al segmento aurífero, que podría desempeñar su función de activo refugio en caso de que vuelva a repuntar la inestabilidad en los mercados.

Asimismo, mantenemos determinadas estrategias de cobertura sobre renta variable para centrarnos en temáticas y/o segmentos de mercado vulnerables, como las víctimas colaterales de las estrategias en tecnología y distribución de Amazon.

Además de estos riesgos específicos, la inestabilidad que el mercado ha registrado en los últimos meses ha ratificado nuestra filosofía de inversión, que consiste en gestionar de forma activa nuestro nivel de exposición a la renta variable/deuda corporativa y la duración modificada con el fin de proteger nuestros principales catalizadores de rentabilidad, según la evolución que observemos en la curva de riesgos del mercado.

1 Diferenciales: muestran la diferencia entre las tasas de rentabilidad mencionadas de dos instrumentos de inversión diferentes.
2 Long: (o posición larga) es la adquisición de un título, a saber, acciones, materias primas o divisas
*Fuente: 15/07/2016

carmignac-patrimoine-el-lado-positivo-de-las-turbulencias-provocadas-por-el-brexit-272-BGM-2.jpeg